domingo, 13 de diciembre de 2009

He tocado las estrellas, me dijiste susurrando,

y tenías cicatrices que podían demostrarlo.

Me han dicho las noticias que aparento lo contrario a lo que soy, que la Luna brillará un poco más por hoy. El tiempo arde con Madrid, con sus despistes, con la magia de lo que no hiciste. El mundo está girando al revés, la lluvia cae desde abajo, el cielo nos tiene envidia. Con la música a otra parte y el ritmo en los zapatos. Este frío de esquimal, este viento azul celeste, mis mejillas coloradas, dos millones de miradas. Espero que Peter Pan me salve, o que Alicia me teletransporte, que me hablen de Maravillas encantadas. Let me, let me, let me, get what I want. No me malgastes, no llenes el suelo de mi tiza, no me ates al suelo porque me soltaré. Al despertar lo habré-mos olvidado. Me oigo crecer, siento la edad de la tierra a mis pies, el frío ha roto lo que dijiste ayer. No escucho a los domingos de extrarradio. Cientos de espejos frente a frente, miles de labios enamorados, un millar de besos amoratados.

9 comentarios:

  1. Madre mia que compulsión...me encanta!!!

    ResponderEliminar
  2. ¿y las estrellas dejan cicatrices? nunca lo hubiese imaginado! :)) feliz semana!!!

    ResponderEliminar
  3. y a mi que estas palabras me saben a Madrid... tengo que desengancharme de mi propia ciudad, creo que soy adicta!

    ResponderEliminar
  4. Te oyes y te oigo crecer.. pero a velocidades descontroladas.

    Violeta, si yo fuera hombre y no fuese tu cuñada, te raptaría y te llevaría a.. Nueva Zelanda está cogido. Nueva Guinea!

    ResponderEliminar
  5. Simplemente salió.Anoche en lugar de cerveza bebí jarabe de ipecacuana y unas pocas miradas que no me pertenecían, y me he levantado vomitando palabrejas...ya ves tú...
    Gracias por el halago, me alegra que te encante. Yo me quedo con esa visión fría de madrid y.."el frío rompió lo que dijiste ayer"...tremendo.

    ResponderEliminar