domingo, 6 de diciembre de 2009

Nos alzaron en brazos,

descubrimos planetas.
Quizá vuele, o a lo mejor caiga en picado al país de las maravillas. O me retuerza entre gárgolas de plata. O escave entre túneles de corcho. Me enfrentaré a héroes con pies de barro. Me meteré hasta el fin del infinito. No quiero bodas de oro, ni de plata ni de platino, no quiero diamantes ni manicuras. Quiero locuras o corduras, amantes andantes, caminantes. Sol de mediodía, fuego en las entrañas. Seré una nota musical. Serán los efectos secundarios de la fé. Tocaré el cielo con las manos, me lo guardaré en el bolsillo. Se colarán ogros por mi ventana, se rendirán. Me hundiré en cada mirada, como tantas veces, te veré al otro lado de tu alma. Dos espejos frente a frente. Viviré otra vez.

8 comentarios:

  1. fantastico
    me ha gustado mucho

    saludos

    ResponderEliminar
  2. me he sentido atraída por el título vertiginoso de tu blog. Y no he podido evitar leerte al encontrarme (gratamente) con una mención al pais de las maravillas en las primeras líneas. Reconozco, además, que me ha gustado bastante leer en esta entrada una lista de cosas dulcemente (des)ordenadas. Y me quedo sobretodo con lo de (re) vivir.
    Saludos!!

    te sigo =)

    ResponderEliminar
  3. me gusta mucho leerte, pero me cuesta tanto entenderte... :( no me da la inteligencia xD

    en tu foto de perfil me suenas muchisimo, me recuerdas a una chica que se monta en el bus cada tarde para ir al mismo instituto que yo.

    ResponderEliminar
  4. lo digo porque intento entender lo que escribes, pero no lo consigo y me jode muchísimo :(

    tienes dobles por la vida ^^, porque tu no estudias por las tardes no? (sería MUCHA casualidad xD)

    ResponderEliminar
  5. Cierto poeta y filósofo argentino escribió en una ocasión, si volviera a vivir, cometería más errores.
    No es que me ponga del lado de Borges, es más en ocasiones me cuesta encontrarle un sentido lógico a lo que dice. Quizá ese sea mi mayor error, no entender, y por ello aprender y que textos como el suyo me alcen en brazos y descubra planetas, nuevos o viejos, míos o de los demás.

    Bueno, él tuyo parce que me ha atraído con su gravedad.
    Te orbito!
    Un beso!

    ResponderEliminar